Columnas

Luchar por educación, es luchar por un mejor país

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Dimas Romero González

Según el Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA), México permanece en el último lugar de los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), muy por debajo del promedio general en ciencias, lectura y matemáticas. Y según el Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa (ICRE), que ubica a Quintana Roo en el lugar 16 en el país, 5 de cada diez jóvenes no desarrolla conocimientos ni habilidades en matemáticas y 5 de cada 10 maestros no recibe educación adecuada.

Nuestros futuros profesionistas, no podrán asimilarse plenamente a la sociedad, porque no tienen la preparación adecuada para plantear y resolver problemas. Pero no podemos ver a la educación solo como el paso para obtener una carrera que nos permita adquirir un mejor empleo. La educación, cuando es integral, forma ciudadanos completos, capaces de entender los fenómenos sociales de su país y con los conocimientos necesarios para desarrollar la ciencia. Revisemos qué pasa con los países más adelantados del planeta y veremos que a mejor educación, más productividad y desarrollo y por tanto mejor nivel de vida de sus habitantes.

La reciente reforma educativa no ataca el origen de la mala calidad educativa, ataca los efectos, penaliza a los docentes, olvidando por completo que sus resultados negativos, son culpa del mismo sistema que los formó. Se debe empezar por devolverles la importancia social que antaño tenían, brindándoles un salario digno para que continúen su preparación académica a niveles de post grado, y puedan así, formar integralmente a sus educandos. Ningún remedio va a encontrarse en el terreno educativo, si se parte de premisas equivocadas. El Movimiento Antorchista por conducto de su Secretario General, el Ing. Aquiles Córdova Morán, plantea que: “no deberíamos olvidar que la crisis de la educación y la investigación científica y técnica no es algo independiente y ajeno a los problemas económicos y sociales, sino que, por el contrario, es la resultante del estado de la producción económica, de la mayor o menor calidad técnica y organizacional del aparato productivo. Es éste, en última instancia, el que determina el contenido, la forma, y la calidad de la actividad educativa y científica de un país. No se puede soñar en tener una educación de excelencia y una alta producción de conocimientos e innovaciones científicas y técnicas en un país cuya economía es débil y dependiente de otras economías más poderosas que la limiten en su desarrollo y la sometan a sus propios intereses. Por tanto, una verdadera reforma educativa, que realmente quiera acabar con esa anemia y esa dependencia, resulta ser algo indispensable para lograr una auténtica mejora en las condiciones de vida de las grandes masas populares”.

De ese tamaño es el problema, esa es la importancia que tiene la educación, si no se corrige, no se podrá mejorar la vida de los más de 90 millones de pobres que hay en México. Antorcha es consecuente con sus convicciones, y se aplica en los hechos a sembrar verdadero amor por la enseñanza en los docentes y compromiso con las comunidades y con los problemas de las familias de sus alumnos, para que con una educación integral, que cultive la literatura, la poesía, la danza, la música, el deporte, actividades todas que han quedado casi excluidas de los paquetes curriculares de los actuales programas educativos, se forme al ciudadano inteligente, culto, recio y sensible, capaz de luchar por sacar a nuestro país de las constantes crisis en que se encuentra.

Y eso es lo que defendemos en las colonias antorchistas de Chetumal, la verdadera educación, porque hemos encontrado a maestros que; en primer lugar, estuvieron dispuestos a dar clases cuando el gobierno en turno se negó a brindar educación a estos niños y jóvenes de escasos recursos económicos; en segundo, dirigen las actividades extra curriculares, de los cuales se han formado clubes de danza, música, poesía y ajedrez, ligas de voleibol y de futbol, no solo para los niños sino para los adultos, de tal forma que nuestras colonias tienen una vida saludable, sin problemas de pandillerismo ni drogadicción, y en tercero; que se involucran en la mejora de la vida material de los habitantes de las colonias donde laboran encabezando sus demandas. Esa es la educación que nuestro país y su crisis demandan.

Dicen las autoridades que se debe asignar a sus docentes como la ley de Servicio Profesional Docente lo establece, porque ellos tienen la preparación necesaria para dar clases, ya vimos que eso que defienden como la máxima garantía en educación, es un fracaso, pero a pesar de ello, aceptamos el requisito para legitimar nuestras peticiones y que no pasen como caprichos, que los maestros sean evaluados como corresponde, pero que se les brinden las condiciones necesarias, que se les den libros y butacas a sus alumnos, que se les construyan aulas dignas, que se les pague y nosotros garantizamos que no solo cumplirán con los estándares que se les piden, sino que van a superarlos. ¿Por qué ellos? Porque probaron que poseen el requisito indispensable para ser docentes, el verdadero Eros Pedagógico, ese que les dice que por encima de todo hay que educar a los niños y jóvenes mexicanos, incluso cuando se les coloca fuera de la ley y sus autoridades los abandonan. A este tipo de profesionistas en vez de penalizarlos, debería premiárseles.

La reforma educativa que se necesita saldrá de la realidad y de las ciencias sociales aplicadas a la práctica y no de un escritorio para mantener el control sobre el magisterio y la asignación de plazas, porque por más que se esgrima esa ley, la crisis en la Secretaría de Educación del estado, a la que le llueven denuncias por corrupción en la asignación de plazas, por la existencia de aviadores y de falta de interés en construir aulas donde se necesita y de dotar de maestros a varias escuelas en el estado, nos dice que la ley solo aplica para los débiles y humildes.

Ha iniciado la campaña de calumnias y represión en sus distintas vertientes, se hizo tortuosa la entrega de documentos del ciclo anterior, para generar duda en las inscripciones a este ciclo, se intimida a los padres que saben que sus hijos pueden perder las becas, con lo que se pondrá en aprietos la economía familiar; se ha dejado de brindar el apoyo económico a los docentes, que consiste en 1000 pesos a la semana, para que desistan de su lucha, porque con el estómago vacío y con la familia sin alimentos, no durarán mucho en su demanda; y finalmente se condiciona la entrega de útiles, uniformes y butacas, para generar en los padres el temor de que sus hijos recibirán una educación limitada, para luego acusar a los maestros de que no les importa la educación de sus alumnos.

El hecho de que nosotros hayamos tenido que fundar estas escuelas y estos actos represivos, demuestran quienes son los enemigos de la educación. Nosotros tenemos no solo el respaldo de nuestra Constitución Política, sino el derecho y la obligación de luchar por un mejor país.

Por último, para demostrar prudencia y evitar la tentación del retorno a la mano dura en política interna, anunciamos desde ahora, que nuestra lucha no es contra los funcionarios en turno, sino contra la pobreza y los males sociales, por lo que el día del próximo informe de gobierno, para probar su equivocación a los funcionarios que nos acusan de tener interés en dañar la imagen del ejecutivo, retiraremos temporalmente nuestro plantón, para reinstalarlo al día siguiente, porque nuestro interés único, es la solución a esta genuina y justa demanda, nada más pero nada menos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Don`t copy text!