Columnas

Morena destruye a México con la aprobación del PEF 2022

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Ninguna sorpresa causó la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 (PEF) por los diputados de la H. Cámara de Diputados en días pasados, porque como todos sabemos, los legisladores de Morena, PT y PVEM, que son mayoría, lejos de realmente representar al pueblo de México en tan alta tribuna y defender sus intereses porque ese es su deber, al contrario, obedecieron, como en la antigua Roma, al imperium,“al poder del rey” de Palacio nacional, pasando por alto su responsabilidad de velar por los intereses del pueblo, sobre todo de los más desprotegidos.

Por cuarto año consecutivo el presidente Andrés Manuel López Obrador y su autodenominada “Cuarta Transformación”, siguen destruyendo a México y eso se ve de manera muy clara porque el Presupuesto de Egresos de la Federación se hace a modo, es decir, de acuerdo a los intereses del Ejecutivo y no con base a las necesidades reales del país.

Si bien es cierto, la oposición hizo el esfuerzo para lograr una reasignación del presupuesto y focalizarlo a las áreas donde saliera más beneficiado el pueblo, no lo logró, se impuso Morena y sus aliados. El presupuesto mantuvo su carácter centralista, por ejemplo: no contempla desarrollo de infraestructura, excepto las obras faraónicas de la presente administración federal.

El gasto neto total previsto en el presupuesto según informa la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su portal www.transparenciapresupuestaria.gob.mx es de siete billones 88 mil 250 millones 300 mil pesos, 8.6 por ciento superior en términos reales respecto a lo aprobado en el 2021, y las asignaciones de gasto propuestas por el Ejecutivo fueron avaladas casi en sus términos por la Cámara de Diputados, que como dije, no tienen criterio propio sino que obedecieron la orden de López Obrador, sólo modificaron un 0.1 por ciento, la propuesta de distribución de gasto enviada por el Ejecutivo y los únicos cambios fueron, como también se esperaba, recortar ocho mil 38 millones de pesos a órganos autónomos y entregar más recursos a programas sociales que usa el mandatario federal para regalar dinero y así, tener “maiceado a la plebe”.

Se asignaron 110 mil millones de pesos para el Tren Maya, el Corredor Interoceánico, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía que son los mega proyectos que López Obrador prometió en campaña pero que especialistas serios han dicho que tienen poca o nula viabilidad. Es decir, el Presidente y Morena invierten miles de millones de pesos de todos los mexicanos, en caprichos so pena de dejar a la gente sin obras de infraestructura que realmente los beneficie, tales como: pavimentación de calles, drenaje, puentes, domos, vivienda digna, etcétera.

El PEF 2022 también refleja que lo fuerte de López Obrador es la venganza. Aprovechó que tiene a la mayoría de los diputados a su favor para darle una “lección” a los que no se ponen a su entera disposición. Así, el Instituto Nacional Electoral (INE) resultó el gran perdedor del presupuesto 2022, pues le recortaron cuatro mil 913 millones de pesos, el cuarto ajuste consecutivo a su gasto, por lo que queda claro que es un “castigo” a este organismo autónomo y a su vez, una agresión a la democracia mexicana.

Otro de los organismos autónomos que se vio fuertemente afectado con un recorte de tres mil millones de pesos fue, precisamente el Poder Judicial de la Federación, que como todos nos hemos dado cuenta, se han portado con profesionalismo, al nivel de su responsabilidad y no han cedido a chantajes de López Obrador y su séquito. Al dejar al Poder Judicial con menos recursos para su operatividad, también es una agresión a la justicia mexicana, porque este organismo tiene tareas y proyectos importantes que se verán gravemente afectados con el recorte del próximo año.

El PEF 2022 tampoco contempla programas que contribuyan al apoyo del sector productivo, por ejemplo, de pequeñas y medianas empresas que con la pandemia se vieron gravemente afectadas en sus actividades, por lo que, se debió programar apoyo a las Pymes, Mypimes para que estas empresas se pudieran capitalizar y contabilizar a los trabajadores que siguen desempleados.

Si bien es cierto que el presupuesto contempla un gasto social de 450 mil millones de pesos, también es seguro que se concentra en los apoyos de entrega directa de recursos o como algún día dijo el mismo López Obrador “en programas electoreros”. Programas como: los apoyos para adultos mayores, Jóvenes construyendo el futuro, Sembrando vida, pensiones para personas con discapacidad, entre otros; es cierto que sí ayudan a las personas de menor o nulo ingreso, pero no los saca de la pobreza, al contrario, ésta incrementa y los vuelve dependientes del Gobierno por la simple y sencilla razón que es dinero para consumir y no para producir.

Los recursos para la infraestructura básica de pueblos y colonias son nulos, los apoyos a los sectores productivos y al campo cada vez son menores, al sector salud sólo se le invierte un 1.7 por ciento, y la insuficiente inversión pública, está regionalmente concentrada en cinco entidades federativas y en Pemex, CFE, Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles, la Refinería de Dos Bocas y el Corredor Interoceánico, es decir, el 60 por ciento de la inversión física total del PEF 2022 está concentrado en los proyectos faraónicos de López Obrador y no en sacar al país de la grave crisis social en la que se encuentra.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: