Columnas

Empresarios requieren información oportuna de proyectos para sumarse al desarrollo del Sur

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Alvaro Ortiz Salamanca

Para este año se enlistan cuando menos cuatro proyectos de infraestructura de gran tamaño que han generado prudente optimismo en la zona Sur de Quintana Roo, desde Felipe Carrillo Puerto hasta Chetumal, y de los cuales el sector privado espera fluya información puntual y oportuna para determinar la forma en la que se incorporarán a ese desarrollo.
Quienes están muy activos sobre esas posibilidades, son los integrantes del Colegio de Ingenieros que dirige Amir Efren Espada Padilla, porque tienen muy claro que ello representará la reactivación de la economía del Sur del Estado.
El órgano colegiado ha sostenido encuentros con autoridades federales y estatales quienes han revelado a grandes rasgos los proyectos de inversión previstos, los cuales tres están todavía en papel y solo uno tiene un avance, que no es muy acelerado, pero es un avance, y estamos hablando del Dragado del Canal de Zaragoza, como el que ya tiene una forma.
La Secretaría de Marina y la Administración Portuaria Integral han establecido ya puntos de apoyo en coordinación y presupuesto para trabajar con un proyecto que esta en papel desde enero de 2015; dragar el canal de zaragoza detonaría la escalera náutica en el Caribe Mexicano y se incorporaría a Chetumal en la lista de puertos en los que atracarían yates que hoy llegan a Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Cozumel.
En lo que se refiere a los proyectos en papel, la ampliación y modernización del tramo carretero de Tulum a Bacalar en la que se prevé inversión de mil 800 millones de pesos, que se propone sea fondeado a través del Banobras.
El otro proyecto es la continuación del bulevard en un tramo de casi cinco kilómetros para comunicar a la capital del Estado con la comunidad de Subteniente López, el cual se ha previsto un costo de 250 millones de pesos, cantidad que es elevada porque requiere de ejecutar estudios ambientales y obras de ingeniería para proteger la zona de humedales y mangle.
Y el otro proyecto que es muy comentado en estos días, el Tren Maya, del que ya se ha dicho que es una oportunidad que los empresarios quieren aprovechar tanto en la estación anunciada para Bacalar como en el taller de mantenimiento y soporte técnico que se ha comentado podría ubicarse en Chetumal.
De todos los proyectos, lo que el sector privado de la zona Sur y el Colegio de ingenieros necesitan es claridad para determinar la forma en la que se organizarán para ser parte de ese crecimiento y no les vuelva a ocurrir lo que sucedió en 1970 con el desarrollo de la zona Norte de la Entidad.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Don`t copy text!